martes, 8 de junio de 2021

Maneras de ser. El test del conservador

Prefiero saber encajar que saber golpear

prefiero aparcar en la segunda planta

que arriesgarme a dar una vuelta por la primera

                                   para encontrar sitio antes.

En el juego del prisionero

confío en el pacto tácito

para llevarnos medio millón cada uno

desechando delatar para llevarme el millón entero.

En el tripadvisor prefiero

el restaurante con 200 buenos de 250

que el que tiene 8 excelentes de 10

No sé,

son maneras de ser

algunos me llaman conservador.

domingo, 30 de mayo de 2021

jueves, 27 de mayo de 2021

No me ha gustado este mayo

De siempre me ha gustado Mayo
con rosas a borbotones
con brisas de preludio
con viajes a destiempo
que ganan en el recuerdo
aromas de melancolía.
 
Y de repente este año
como si un fango denso
       anegara mis sueños
se ha acomodado un sentimiento
de batalla perdida
que me pega al asfalto
cada mañana 
y no se me despega en todo el día.

sábado, 22 de mayo de 2021

Por fin el mar

Diez meses despues,
como si todo fueran sombras
tras la calima,
intuyo por fin el mar por sus jadeos
a media noche.

La escucho en silencio
satisfacerse
en su cuarto oscuro,
La intuyo 
en su soledad 
y me la imagino ahogado en sus cuevas
como pecio del naufragio
de anteriores guerras.

Me entretengo por sus humedades
y trato de averiguar
que rincones recorren ahora sus dedos.
cuando se busca

Descubro una mar serena, 
cincuentona, semicaída
esperando de mi
aquellas copulas abiertas 
de atardeceres rojos
que tan felices nos hicieron.



jueves, 6 de mayo de 2021

Aliviadero

Muchas veces me pregunto
que sería de mi
con tantos versos contenidos
si no fuera
por este invento de los blogs
que hacen de aliviadero
cuando reboso. 


 

 

 

 

 

--

Comentario en el blog de Laura
un rincón de poesía precoso
que se llama

miércoles, 5 de mayo de 2021

Cómo no me he dado cuenta de que me necesitabas ahora

 Te vi cayendo por el tobogán del miedo
hacia el desconsuelo
y no hice nada,
siempre con tu sonrisa a cuestas,
tu ironía sarcástica
y esa indiferencia crónica e impostada,
amable, sobre todas las cosas.

¿Cómo descubrir que te estabas yendo?
¿quizás por el alcohol un poco en demasía?
¿por las lágrimas a escondidas,
por un interés decaído
cercano a la desesperanza?

Pero eras tú mismo, siempre tu mismo
como serenidad en el trasiego,
como ternura en el silencio
como abrigo en el relente.

Me llamabas y yo al oir tu voz
sonreía tranquila y hacia dentro
y al oir tu voz 
nunca dejé de recordar 
la noche que nos follamos a risas
borrachos en la cama de mi hermana.

No debimos hacerlo te dije
Ya que lo hemos hecho,
intentemos no olvidarlo 
me contestaste.
 
Algunas tardes de domingo
sentada en mi comodidad madura
me acuerdo de aquel orgasmo a carcajadas
y de sentirte tan adentro
que nunca he podido sacarte,
y ahora que me necesitabas 
no me encuentras.
 
¿Cómo pensar que te hacía falta?
Cómo intuir tu tristeza
en aquellos cafes a deshora en nuestra mesa de siempre,
en aquellas llamadas amables
felicitandome por mi cumple
y mis divorcios. Yo que me creía tan sola
que me daba vergüenza recordarte.
 
Y tu mientras cayendo sin decirlo,
dándome ánimos
mientras sangrabas por dentro
en una angustía seca y asfixiante
disimulada tras tus bromas.
Tus guiños complices, nuestros sobreentendidos en público 
de aquel día
que tu y yo sabíamos que no volvería a repetirse. 

¿Cómo no verte caer?
¿Cómo rescatarte ahora?



miércoles, 28 de abril de 2021

Ejercicio de desprecio

Siento un cansancio
que linda con el desasosiego
un desasosiego
rallano con la incertidumbre
una incertuidumbre
lindera con el malestar;
un malestar que incita al odio
y un odio que es amigo del desprecio.

Cuando desprecio, de alguna manera aprecio
y no quiero apreciar
sino sentirme distante
sin nada tangencial con ellos 
que ni siquiera me rocen,
nada tengo que ver
nada quiero tener;
ni siquiera sus sombras 
que me intuyan,
al distanciarme.

Lejos, nada; 
ni relación;
olvidaré sus apellidos,
quiero pasar por sus vidas
sin aparecer en sus sueños
sin que me recuerden,
como una anecdota en su peripecia
como una muesca en su letargo.
 
Mi mayor consuelo es que nazcan y mueran
sin referencia
sin obituario
sin reseña
solo mierda efimera.
 
 

martes, 20 de abril de 2021

Hikikomori

Despues de tantos meses añorando la libertad
ahora me recluyo
atemorizado
en un fanal de tul
en una ansiedad perniciosa
en una virtualidad silente.

miércoles, 7 de abril de 2021

En la planta del medio

En la planta del medio
no se escuchan gritos de aspirantes
pretendiendo la luna
como arriba,
ni se toca la calle en su pobreza
cotidiana.
 
A la planta del medio
se llega en ascensor sin llave
y a penas se oyen los ruidos de fuera
(solo cuando pasa alguna ambulancia con sirena,
pero todos saben que es para otros).
 
Hace una temperatura media
llegan noticias recortadas
llamadas filtradas por centralita
y nadie sale corriendo en los terremotos
porque saben que es una falsa alarma. 

Un día, un niño de visita
encontro bajo una mesa 
una mochila cargada de Titadine
alguien la guardó, todavía está
en un armario junto a las memorias sobrantes
del año 2005.
 
 
 

viernes, 26 de marzo de 2021

Vicente Romero Redondo: mares e infinitos

Vicente Romero Redondo

pinta reflejos y luces

mares e infinitos

tules y desnudos

miradas y sosiegos

mujeres en la profundidad

del pensamiento descolgado de una tarde dormida.

Belleza.

 


Si quereis ver más, os recomiendo el blog por amor al arte que es todo en si una enciclopedia de sueños.

martes, 23 de marzo de 2021

Glosa de Juan josé Saer

Hay dias que los miras desde el futuro,
dias normales, sin nada raro
pero que quedan pegados a tus recuerdos
con todos los detalles tan borrachos de matices.

Son dias de reverso, dias clavados, dias sedientos
de permanencia en tu historia,
para qué
por qué, sobre todo por qué;
preguntas sin respuestas
palabras.

Y de eso va Glosa
el libro de Saer,
de sesenta minutos,
de la conversación que sublima todos los complejos
toda la vida que queda por vivir
toda la consciencia de no pertenencia
todas las revoluciones por hacer.
 
Aquella fiesta a la que no fui invitado,
aquel idiota al que admiré,
aquellos niños bien que me miraban mal
aquel paseo que nos llevo a la nada desde la nada;
aquel futuro imperfecto desde el presente continuo. 

Saer escribe desde la profundidad:
congela un segundo
(tres mosquitos) en veinte paginas, 
lento lentisimo
como describir un cuadro en cada una 
de sus pinceladas,
de sus sombras 
de sus luces
de lo que pienso al pintarlo y 
y de lo que hubiera podido llegar a pensar.
 
Saer escribe un libro antigeneracional
¿Que mierda de fiesta celebrabais
con todo lo que estaba por venir?

No me atrevo a recomendarlo
aunque me ha gustado bastante
leeros mejor El Entenado.




sábado, 20 de marzo de 2021

Kase O y Elem Un delicioso encuentro fortuito.

La primera vez que escuché esta canción
no la cantaba Kase O 
sino Elem
y yo no concocía a Elem que canta como 
los ángeles,
sino por ser sobrina de Cebrian
que humoriza como los demonios
hasta romperte el esternon
de risa;
fue en un concierto gratuito
te repito 
sin prisa 
de una fundación
donde participo
si,  fue entonces cuando conocí
la delicia de este tipo.
Es un ritmo que me hace canción
cuando recito 
si no lo conces bien
te lo repito
Elem, Kase O 
fue un encuentro delicioso
y fortuito.
 
 


 


 

Nena tú eres un desliz, una locura, un error
Una trampa de amor, una aventura
Yo no sé si es tu nariz, o tu cintura
Me tienes bajo shock con tu lenta tortura
Mala para la salud, tanta turbulencia
Yo que ya me había acostumbrado a la soledad
Y ahora llegas tú con tu dulce impertinencia
Tu loca extravagancia y tu fragancia, fresca novedad
No, no, no quiero saber de ti
No, no, no quiero salir de mí
Cuando te dije que tenía el corazón de piedra
Yo no sabía que tenías tú tanta fuerza
Mazas y catapultas
Eso que me das, me mata despacito
"Sólo un poco más" como un yonki me repito
Se por dónde vas, hoy iré a tu garito
Voy a provocar un encuentro fortuito
Ya sé que te dije que en mi vida el amor
Tiene un monumento que es de puro cemento
Ahora llegas tú y despiertas esa flor
Con besos que me rompen por dentro
Mira, es tu inocencia lo que quiero salvar
Creo que eso mismo es lo que me atrapa
Una voz me dice "déjate llevar"
Otra voz me dice "¡mientras puedas, escapa!"
No, no, no quiero saber de ti
No, no, no quiero salir de mí
Cuando te dije que tenía el corazón cerrado
Yo no sabía que tenías tú un arsenal guardado
Mazas y catapultas
Nena tú eres un desliz, una locura, un error
Una trampa de amor, una aventura
Yo no sé si es tu nariz, o tu cintura
Me tienes bajo shock con tu lenta tortura
Mala para la salud, tanta turbulencia
Yo que ya me había acostumbrado a la soledad
Y ahora llegas tú con tu dulce impertinencia
Tu loca extravagancia y tu fragancia, fresca novedad

lunes, 15 de marzo de 2021

Un pesado sentimiento de derrota

Escribir es lo único que me saca
de este sentimiento de derrota
de este marzo atónito
de este presente continuo
de esta tristeza en bancarrota.

Los poetas,
disculpen la inmodestia,
estamos condenados a escribir 
                          en las paredes
en los ladillos de los libros prestados
en las servilletas de los bares
       que hoy permanece cerrados;
 
...y solo algunas veces
en los recuerdos de las personas que nos leen.


domingo, 28 de febrero de 2021

Añoranza de la monotonía.

Hace un año,
pensaba en negativo sobre la monotonía
de los febreros naranjas
La ciudad que gusanea
              en sus recodos de siempre,
el rio que sube
el frio que nos lleva.
 
Entonces, hace un año 
me sentía flotar con los ojos cerrados
dejándome llevar por las olas
hasta la orilla
haciendome el muerto.
 
Hoy, que vemos con asombro
como la primavera se embosca
en la espesura de los telediarios
añoramos, por fin,
un día sin noticias
como si no te importara quedar dormido en la platea
mientras se representa sin tí
esta obra desgarrada en el escenario.




martes, 23 de febrero de 2021

Dos series de televisión vistas de golpe

No tengo paciencia para ver series,
(casi ni para ver películas)
muchas veces son como las carreras universitarias
llenas de asignaturas y capítulos de relleno
que nada aportan
sino dar peso a lo liviano y prescindible.

Sin embargo, en los dos últimos fines de semana 
he ido a serie por finde
y he sucumbido a un par que me han enganchado;
pero claro es que estamos hablando 
de dos actuaciones protagonistas excelentes
y una fotografía excepcional en cada una de ellas.


No soy muy de Candela Peña
siempre la veo triste y cabreada
           en los personajes que le endiñan
En Hierro ese cabreo que parece que le va de sí
lo convierte en un personaje lleno de profundidad
y que esconde todavía tantas cosas
que les va a dar para un par de temporadas más por lo menos.
Ahora mismo con drones y vistas aereas
las series se convierten en docus del national geographic
precioso Hierro, dan ganas de ir
                                   que es lo que pretenden, claro. 
Tambien me gusto Grandinetti a quien no recordaba.
El resto de personajes 
no destacan, ni estropean.

Con Sorrentino no soy objetivo
me gusta todo. Vuelvo a ver sus pelis
porque siempre encuntro cosas nuevas.
Junto a Almodovar
es el director que si sale un papel 
de un centimetro en el suelo
estoy seguro de que lo ha puesto
y no que se le ha caido a alguien.
Tras una sesión de maraton sorrentiniana de Filmin
cai en las garras del New Pope
a la que me estaba resistiendo hasta el verano
(para no verla a saltos),
pero no he podido resistir.
Malcovich, para mí, es grandísimo sin paliativos
no conocía a Silvio Orlando que también lo borda.

Para hablar de Sorrentino verso a verso necesito ocho posts.
Cada segundo 
es una fotografia con mil detalles,
cada personaje
un libro por leer,
la estética pura, la vida por contar.

Una policaca
otra de historia-ficción vaticana
las dos me han gustado pese a comerlas de torzón.
Pues nada si las habeis visto ya me direis
que os han parecido.


sábado, 20 de febrero de 2021

El dolor que esconden algunos poemas.

y veo un título conocido, escrito en cheso, 
y recuerdo hace una decada
que ya escribí sobre la nana Soniando en elchicodelaconsuelo
que es una preciosidad desbordante de dulzura
en la lengua de mis montañas,
y busco por la red y encuentro una historia sobre la canción
que me yere porque ya la conocía
sin saber que era la de la autora de la letra
y me doy cuenta de que muchas canciones
se escriben con jirones del alma de los poetas
y que ningún verso puede decirse malo
cuando es el aliviadero de la vida de alguien.

varias versiones de la nana Soniando
y mi reencuentro con la canción.
 




 

domingo, 14 de febrero de 2021

Si eres una lángida, no me llames para sanvalentín.

De un tiempo a esta parte
eludo las bocas de metro
las marquesinas como salas de espera
las estatutas de heroes nacionales
las señales de prohibido aparcar.

Evito a los guardias urbanos
a los funcionarios en teletrabajo
a los presentadores del telediario,
a las zonas azules
y a las ventanas de cristal.
 
Esquivo a las lánguidas,
y a las mujeres invisibles
a las que no tienen espejos
ni miradas
y como dijo el poeta
a las que no saben volar.
 
En lo que va de año 
ya he quemado seis velatorios,
el juzgado de guardia,
la sacristia de tres parroquias 
y la planta de venereas de un hospital.

Y es entonces,
en el momento justo en el que me muerde la angustia
en esta abstinencia asfixiante de mar
cuando me sale al paso la primavera,
y dandome un beso en los labios
me dice al oido frases obscenas
y me ofrece su cuerpo virginal.
 
 


 
 

jueves, 11 de febrero de 2021

lunes, 8 de febrero de 2021

Nunca he llorado tan triste haciendo el amor.

Enero se ha repleto de intensidad 
en esta ruleta rusa que se esta convirtiendo
levantarse cada mañana.
Cinco semanas tan solo, tan todo
que parece nada,
como si pudiera pasar cualquier cosa
en este desenfreno a cara o cruz.
 
¿Cómo vamos a ganar la batalla a la desconfianza 
en esta mentira edulcorada
que nos están intentado vender por televisión?
 
¿Cómo les creeremos mañana
si hoy nos regalan como logro el fracaso
como inevitable la incompetencia
como victoria cada derrota? 

Y mientras ellos ponen fechas ficticias
nosotros enterramos a nuestros muertos,
cerramos nuestras empresas, 
perdemos nuestros empleos 
plegamos nuestras banderas
en la certeza de vernos desbordados 
por este pleamar de lágrimas.
 
Hemos dividido a los pobres por calles para evitar la revolución; 
a los trabajadores
segun si se la juegan cada mañana o pueden trabajar desde su comedor
a los empresarios
si aun pueden especular con los pecios del naufragio o penden del boletín oficial
a los poetas
según si hablan de sueños de colores o tienen sus ripios manchados de alquitrán

Qué mal momento para cumplir cincuenta
que buen momento para replantearse todo
para quedarse con lo mínimo
para dar por perdido todo lo que puede perderse 
y así reencontrarse con lo importante
y seguir disfrutando de la intimidad sobrecogida
que nos ha regalado este confinamiento
 
Nunca he dado más abrazos
nunca he tocado tanto
nunca  he llorado tan triste haciendo el amor.

 

miércoles, 20 de enero de 2021

Un libro a media mañana de un dia laboral

Que dicha beberse las palabras
de un libro que empieza,
entre semana
con la tierna tristeza
de una mañana 
cualquiera. Al margen
del ruido que acalla
el silencio que atruena.
Disfrutando cada frase nueva
como un pecado
como los amantes que se encuentran
a deshora en un motel de carretera.


sábado, 9 de enero de 2021

Globalismo y anarquía.

 
Os dejo el guasap que me ha enviado mi amigo Aquilino Martín
como regalo de reyes.
 
"Homogeneidad en la estupidez
El individuo pensante heterogeneo, es un enemigo.
Mezclar todas las culturas para que no haya culturas;
asimilar individuo con liberalismo y nación con fascismo.
Resetear programas viejos pero utiles
para reiniciarnos todos en Microsoft.
Negar la propiedad individual
para reconstruir una sociedad en alquiler
de accesos premium y contraseñas
en la que puedan censurarte si discrepas,
condenarte a la nueva guillotina
que ha pasado de la muerte civil 
                      a la pena de muerte digital.
Prohibir parroquias heréticas
para potenciar un papa jesuita centralizado.
 
Y en fin...
poner a un tipo odioso como Trump
para convertirlo en el nuevo Goldstein.
Fuimos obreros esclavos 
ahora somos serigrafías humanas.
Amen."

 


lunes, 4 de enero de 2021

Todo lo que no te dije de Laura Gonzalez Moliner

Las rupturas se comen las palabras tras las lágrimas,
por eso,
Laura escribe en triste 200 páginas de versos,
en solitario,
para sí, por ella, para todos.

Recuerda los días felices, las ilusiones, los desengaños;
el sexo que inunda, pero no invade,
desborda más que derrama.


“Te di todo, pensé que no era suficiente, quizá fue demasiado”
No busquéis lo que pasó antes, ni lo que pasó después
pensad en un post de despedida, en un escrito carmín
en el cristal del baño,
explícito pero escaso, insuficiente
el resto está entre sus páginas.


Segunda persona, juegos de palabras, anáforas;
antítesis y paradojas
figuras literarias de figura literaria
y el verso libre. Eso es Todo lo que no te dije de Laura González.


Y cuando piensas que todo se acaba empieza lo mejor, lo que más me ha gustado
eso que ella llama prosa y no es sino poesía en largo.
treinta y cinco poemas geniales, liberados de temas
hablando de sí y de todo
“decido poner algo de música para rebajar el tono de este silencio”
frases que se quedan enganchadas y que ruegan ser memorizadas.
Comprároslo, leéroslo, aprenderos sus versos
para los momentos de querer y de quererse.

Enlace a Amazón

Enlace al blog Todo lo que no te dije.