viernes, 17 de enero de 2020

Nos vimos a la entrada del cine, yo con mis hijos, tú con tu segunda pareja,

Nos vimos a la entrada del cine
yo con mis hijos
tú con tu segunda pareja,
nos vimos al subir las escaleras de refilón
y nos reconocimos, claro,
como si no hubieran pasado veinte años
y aun nos siguiéramos tanteando
como entonces, en la fila tercera.

¿Que pasa contigo? le dije, ¿no saludas?
Aun te conservas buenorro, me contestó
y nos dimos un abrazo apretado
que escondian varias decadas de ausencia.

Nos regalamos un paso atrás
y cinco segundos de aliento;
nos puntuamos
nos pusimos ambos sobresaliente,
como siempre, como antes, serían los noventa.

- No viniste al aniversario de la promoción
te busqué en la lista.
- Sí ya sé que fuiste. Al final me vino mal de fechas.
Y a los dos nos volvió a la cabeza
aquel beso largo y sediento
a la puerta de tu habitación abierta.

Toda una tarde en un pais lejano
de bromas y cervezas
de roces bajo la mesa
de andar de la cintura
de bailes borrachos
de recitarnos poemas

Por entonces recuerdo que salías
con un músico postmoderno
yo naufragaba con tu mejor amiga
en un mar de promesas,
tú sabías todo lo que hacíamos (y lo que no)
yo te veía a la vez imposible y a la vez tan cerca.

"Sabemos que no puede ser
pero rocémonos tan fuerte
que nos duré treinta años,
para cuando nos encontremos
en dosmilveinte
tú con tus hijos
yo con mi segunda pareja
y nos citemos a un café para contarnos...
que algunas noches de insomnio
aun nos servimos de argumento
para excitarnos
cuando la rutina acecha."


miércoles, 15 de enero de 2020

Bullicio vacio

Va subiendo el ruido a las azoteas
un ruido de ciudad indeterminado,
un bullicio sin matices.
sin palabras definidas;
como cuando en el futbol
se acumulan jugadores en el centro del campo
para que el balón no fluya.

Todo se enmaraña,
como las pulseras finas
a las que se hacen nudos
y hay que soplarlas
para liberar el broche.

La agenda te pide citas
a diario
sin más objetivo
que autollenarse
en una ocupación baldía
sin propuesta ni respuesta
ni camino recto.

Alzamos la voz
para que se nos oiga
sin percatarnos
de que así acrecentamos el sonido.

Y de repente
un golpe de silencio
que atruena los oidos.
Nada,
era todo
ruido
sin mar de fondo.


lunes, 13 de enero de 2020

Cuando la culpa se folló a la soledad

El autoengaño
nos regala dioses y salvaciones
cuando el nudo aprieta,
también falsos infiernos
en algunas noches
en las que la culpa
se emborracha mano a mano con la soledad
y acaban en el catre
follando
sin respetarse.


Un comentario en el blog de Toro Salvaje
que hacía un tiempo que no visitaba.

viernes, 10 de enero de 2020

Palabras sin túnica

Al escribir sobran palabras, adjetivos precedentes
pronombres ambiguos, explicaciones de más,
por eso la poesía
destila
porque deja tan solo el verbo desnudo
en el alambique de los significados.

martes, 31 de diciembre de 2019

Los blogs en la decada que viene.

Leer es una provocación a pensar y discreparse.
Las personas que no leen
acaban muriendo de egocentrismo.
Hay que leer de todo (y de todos un poco)
aunque luego siempre vuelvas
al placer de lo que te ha gustado.

Ese es uno de mis agradecimientos a los blogs:
abrirme la puerta a autores
a los que jamás hubiera llegado,
interpretaciones distintas
que ni siquiera me hubieran pasado por la cabeza
y visiones discrepantes
con una vida intelectualmente sedentaria y autocomplaciente.

También puertas a historias reales o ficticias
en la frontera de lo oscuro,
no digo del pecado
porque el unico pecado es la existencia
en la desidia y la dogmática.
Se puede optar por quedarte tras la ventana,
ese no es el problema,
pero creo que es un error correr visillos y cortinas
como  estrategia para ignorar la tentación,
eludir la vida de fuera bajo la excusa de no querer verla.

Leer, viajar, conocer a nuevas personas,
tener conversaciones sinceras,
hablar con los mayores,
atender a los adolescentes, reir con los niños.
Escuchar mucho, escucharte algo,
follar un poco (a ser posible con la persona que quieres)
y al final convertir todo en palabras
que sean inspiradoras para los demás.

Pues eso amigos, feliz 2020
nos seguimos viendo por los mares de letras.
en la decada que viene.



martes, 17 de diciembre de 2019

Necesito viajar

Necesito viajar,
pero no a cualquier sitio
ni a cualquier lado.
Cada melancolía tiene su viaje
y cada ilusión su carta de vuelo.

Me gustaría ver de nuevo atardecer
en el Sancti Petri viejo,
amanecer en el Ganges,
tomarme una cerveza fría
por las calles embaldosadas
de Sao Luis de Maranhao
y un desayuno a deshora y tranquilo
en ese barrio bajo el puente de Sidney
al que llaman Rocks.

No quisiera andar inseguro
como hago en los últimos tiempos por la vida,
ni viajar muchos kilómetros en coches alquilados
No quisiera andar de mochilero
por los sueños que me quedan,
ni entretener al tiempo esperando filas.

Me gustan las camas grandes
en los pisos altos de hoteles de lujo
donde puedas hacer el amor cerca del cielo
sin despertar a los ángeles aletargados.
Me gusta sentarme en el asiento de atras
silencioso y sin molestar
mientras guias de piernas largas y voces melosas
detallan en lenguas incomprensibles
las maravillas de una ruta con destinos indeterminados.

Me gustaría romper la orilla
de la playa de las noventa millas
en la isla norte. Me gustaría
lanzarme por sus dunas
con una alfombra mágica
hasta el pais de las sombras y los elfos.

Me gustaría, en fin, tener la tentación de quedarme
al saberme de regreso.




lunes, 16 de diciembre de 2019

40 libros

A veces escondo la cabeza debajo
de los libros que leo
como un avestruz.
Es como cerrar los ojos en la ducha
media hora antes
de que empiece el vertigo de cada dia
El agua hirviendo
que te envuelve el cuerpo
el humo sedante y en presente continuo.
Libros que te desconectan
y que te empujan
a escribir ladillos y resúmenes
para no perderse en el olvido.
Libros que te construyen
y te hacen sentir más fuerte y
mejor
                   
 Ya puedo decir
que con
"Trabajos de mierda"
he llegado al objetivo de los cuarenta
en este año diecinuevo e impar
una semana antes de terminar.
Los libros del 2019

lunes, 2 de diciembre de 2019

Lunes

Cerró la puerta con llave
apagó la luz con miedo
escribió tres versos en un papel
se acostó a dormir sin sueño,
le estranguló el relente del lunes
se imaginó volando lejos.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

En escalera

Qué silenciosa la noche,
solo el zumbido del ordenador
y el claqué de los dedos sobre el teclado
invitan a beberla en vaso de chupito sin yelo;
solo el desorden de mi mesa, hace eco al de mi vida
solo el abrazo de los versos me calma, solo él me acuna
solo estas horas de desvelo compensan el cierzo y la marejada.

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Incertidumbre

Que es la vida sino flotar en la incertidumbre,
no saber
navegar en el punto exacto que quiebra el aire
ver pasar
apostar por batallas perdidas y huellas de cristal
resisitir
añorar el sol de agosto entre la niebla invernal
extrañar
andar por la cuerda de la desconfianza sin red
cerrar los ojos
suspirar en silencio sueños imprecisos de ayer
ser prescindible
nadar entre burbujas llenas de humos sin color
ser invisible
escribir con tinta de lágrimas
en un diario que nadie lea
                     y todos puedan leer.