martes, 2 de julio de 2019

sábado, 15 de junio de 2019

El aroma de un tiempo descolgado

El momento sin narración ni guión
queda colgado en un angustioso presente efímero.
El presente vacio sin cuento.

El tiempo a la espera de un algo desconocido.
Vivir entreteniendo al tiempo
como la espera vacua en un aeropuerto
rellenado la vida de pequeños retos insustanciales
y partidas de videojuegos.

El hombre toma las riendas en un nuevo presente sin dios,
sin parnasos, sin destino.
El presente libre; al tiempo pesado y efimero
desligado de la culpa y la vergüenza.

El rendimiento como razón de ser,
la agenda sin nada, llena de objetivos autoimpuestos
que mañana serán nada, sustituidos por los nuevos.
El cumplimiento como razón.

Un tiempo transparente, sin escondites, homogeneo,
dejando en sótanos lúgubres el espacio de lo personal.
Demasiado público.

El tiempo del turista: "corre, corre que no nos da tiempo
a sacar la foto, al almuerzo ya pagado del hotel, al trasbordo"
Si no hay foto no podremos contarlo,
prisas intrascendentes que nacen y mueren en lo eventual y lo efímero,
sin responsabilidad "total, no vamos a volver"

La insoportable levedad del ser, sin cielo, sin retorno
el momento descolgado
buscando la narración de una historia de la que formar parte,
un pasado que dé sentido a su presente,
un presente que forme parte del guión de algún futuro.

(Al hilo de las primeras 100 páginas de Byung Chul Han
El aroma del tiempo)

sábado, 1 de junio de 2019

BOLAÑO SEGUN MANUEL VILAS


Bolaño y la vida de los seres humanos que fracasan
Bolaño y la violencia y la degeneración,
la angustia y la desesperación
Literatura, mucha literatura
Los poetas que no tienen dinero
pero tiene un mundo
construido a la medida
de sus ilusiones
y sus frustraciones.

Los poetas que no tienen dinero
pero follan como conejos enloquecidos
y optan a puestos políticos
que requieren un jarrón intelectual.

Bolaño cuenta su pobreza en pesetas
y en páginas.
Erige castillos de naipes
con solapas dobladas de libros olvidados.

Todos los poetas jugamos con símbolos personales enigmáticos
algunos bellos, otros tan solo abisales
que llevan a lo oscuro.
Todo lo que es cosa es símbolo.
Cada ciudad visitada es un libro de poemas y símbolos recurrentes.

Y aunque parezca mentira los poetas tienen hijos
y esposa,
cenan pescado los martes y hacen el amor los viernes
y víspera de festivos (incluso la de todos los santos).

Los vigilantes nocturnos de camping solo ven sombras tras la tela iluminada
escuchan ronquidos y pedos
oyen a adolescentes meneársela y hacerse dedos
y al apagar la luz de gas se convierten en nada
tan solo sombras paseantes
con linterna. 


martes, 14 de mayo de 2019

A lo mejor empiezo a renunciar a ser jurado.

La farsa de la forma informa
faciles autoengaños,
alli donde no llega el prestigio
suplen
criterios de tabulaciones
de objetividades sin daños
                                aparentes.

Nadie se moja en tener criterio
nadie opina sin respaldo
nadie rellena de argumentos discutibles
la opción
por la que se decanta,
solo buscan números comparables
no palabras armadas llenas de incertidumbres.

Previendo el recurso posible,
blindando su prevaricación
detras de indicadores, visten de resolución administrativa
el fanal que asfixia la vela
de la creatividad.

De nada sirve
apostar por lo irreverente
de nada votar
por lo estravagante
en este pais se nos está comiendo
a mordiscos el miedo a la pelea.

Papelico papelico y grapa
y sin riesgos
a las tres a casa.





jueves, 9 de mayo de 2019

Quizás fue en un tiempo oscuro

Quizás fue en un tiempo oscuro
de vinculos y contraseñas
cuando te recordé desnuda
y sin caracteres.
Te me imagine tan disruptiva
como mi amor contigo
tan inclusiva
como sentirme dentro
desaguando en tí todos mis futuros y mis deseos,
aplazando
ese extraño placer sin hojas
en tu varlovento,
retando a tu silencio que me hería,
añorando susurros
con tus jadeos arritmicos,
buscando
correspondencia
(todo en un ir y venir)
un poco fuera, un poco dentro
mientras mi amor se licuaba
convertido en besos.

domingo, 28 de abril de 2019

Ya nada se olvida.

En este mundo perplejo, en el que vivimos
parece que no se pierdan, pasos en el camino.
Nunca se pierde un programa, que no pueda rescatarse
una segunda oportunidad, que no se guarde
todo en continua moviola,
nada se olvida
todo perdura
en la memoria de un enlace misterioso
en un hipervinculo a nuestra zona oscura.



miércoles, 17 de abril de 2019

Ausencia

Lo peor de irte olvidando
en estos días de paréntesis
es el acomodo a tu ausencia repetida.
Pensar como si no estuvieras
escribir como huyendo de verte
                        entre mis versos,
vivir mar adentro
en una soledad quebrada
y fría como un vuelo sin retorno.

Quise escribir sin referentes a tu cuerpo
nadar contra corriente mar adentro
                         hacerme el muerto
como barco a la deriva
y sin anclajes arrojar mis versos huecos
como pecios a tu orilla.

miércoles, 10 de abril de 2019

Vacaciones fuera de temporada

Quizás la nada esté más vacia de lo que esperamos:
los dias sin tiempo,
la noche sin pausa
el insomnio sin sueño
de la madrugada al alba.

La brisa tibia del mes de abril
se hace lluvia
de manera inesperada
y el mar frio
lleno de olas sin espuma
deja desierta la playa.

Las casas del pueblo nuevo
tienen bajas las persianas,
los bares y las tiendas
permanecen cerradas
y el paseo por la orilla
se hace suavemente lento en el dificil arte de ir pensansando en nada.



lunes, 1 de abril de 2019

La entrevista de Evole a Francisco sin número.

Nunca me han gustado los lideres espirituales que adoctrinan
las arengas de generales, los mitines de gobernantes
incitando a las masas, ni los comerciales de avon.
Pero reconozco que el actual obispo de Roma
quizá porque lo entienda
o a pesar de ello, me cae simpático.

Hoy escucho a Francisco sin número
en el programa del genio del cortapega
y la opinión sin repregunta con forma de pregunta
y se me viene un poco el mito al suelo.

No porque diga algunas cosas contrarias
a las que yo pienso, que realmente son las menos;
tampoco porque de tanto enredarse
haya terminado atado con su cuerda de palabrería merengosa;
es más bien
por ese tono de tuitero sin soporte
de navegante sin profundidad
que en algunas ocasiones ha bordeado el cuñadismo
y casi siempre la contradicción.

No se puede hablar de "hermeneútica del momento"
para hablar de los cerdos curas manoseadores y violadores
de niños.
No se puede jugar a condescendiente con la elite
permisiva vaticana.
No se puede seguir negando un empoderamiento
de la mujer en la iglesia
compensado con que a la palabra iglesia le precede
el articulo determinado femenino singular.

No se puede hablar de migraciones sin razones
ni de doctrina social sin más profundidad
que echarnos la culpa a quienes vivimos a este lado.

Como libertador ha quedado dengue, como conservador falsario;
como hispanista de segundo de la eso
como economista de primero de egb;
siempre ambiguo e inconcreto,
con esa dulce y prosaica tendencia latinoamericana
de amor/odio hacia todo dictador que les gobierna
y nos imputan a todos los demás.

Aun así reconozco, mi querencia a perdonarlo
por ese cristianismo de pobreza
que no termino de saber si predica o vende
pero que me gusta,
sin fiarme,
recordando a mi abuelo
que llamaba jesuita a todos los traicioneros,
ladinos, grises,
vestidos de doblez.




lunes, 25 de marzo de 2019

2666 Curas y periodistas

¿A ti tambien te gusta leer?
Un par de niñas pasaron corriendo
y sin detenerse saludaron al cura por su nombre.
(...)
Naturalmente, dijo el cura.
¿Qué tipo de libros?
De teología de la liberación, sobre todo.
Me gustan Boff y los brasileños.
Pero también leo novelas policiales.
Gonzalez se levantó
y apago con la suela la colilla del cigarrillo

2666 Pag 503 de 1180