martes, 31 de marzo de 2020

Nunca me aburro, siempre me faltan horas.

Me faltan horas
         pero no ventanas
ni conversaciones
         con los amigos,
ni libros,
ni documentales de rinocerontes
           en la tele,
ni sueños,
ni trasnoches,
ni versos recitados
           en blogs desconocidos,
ni hacer el amor a escondidas
ni besos en el balcón
ni ratos de intimidad con mis hijos
           haciendo como que estudiamos
ni video conferencias
           en el meet, en el skipe o en el zoom,
ni chorradas varias enviadas por guasap
          que hagan reir a los que están más tristes,
ni post viejos por releer,
ni listas de spotify por recrear
ni cuadernos de cuentos por ordenar,
ni teletrabajo por hacer.
Ni llamadas a las yayas a ver como están,
ni dos minutos de odio contra Goldstein
                                          Sanchez-castejón y alguno más.
Ni una ansiedad en el estomago
                       esperando los dias de vuelta,
ni imaginarme en silencio visitando las salas del XIX
                       en el Prado
ni imaginarme en silencio vistando paginas prohibidas
                       con cuerpos follando.
ni un espacio de recuerdos para estos minutos
                       tan llenos.
Me faltan horas,
por eso me como a mordiscos las madrugadas
en esta primavera en casa.






sábado, 21 de marzo de 2020

Palabras por el suelo

Me he encontrado palabras por el suelo
caidas desde poemas viejos,
estaban dobladas, algunas rotas
todas llenas de moho en las esquinas.

Ahora que tengo tiempo
me he dedicado a limpiarlas
sacarles brillo
y como orfebre minucioso
irlas poniendo en los huecos
que han dejado en mis poemas
la rutina y el descuido.


lunes, 16 de marzo de 2020

Pecados en la edad tardía

Me parece que fue
hace unos años cuando
pasados a penas los cincuenta
dejamos
            de rompernos a polvos
para construirnos
            con caricias lentas.


domingo, 15 de marzo de 2020

Lo que más me gusta de Por Amor al Arte

No sé si alguna vez repasais
el anden de este blog
con sus enlaces y variaciones.
Así nació
un dia de agostó
para ordenar lo que leo de post en post
y esconder lo que se me ocurre sin corrección
en las noches en que me rebosan las letras.

Hay un blog que me encanta
Por amor al arte
cuelga artistas desconocidos casi cada día
y actualiza a tal ritmo que de habitual
se me escapan de las manos.
Por eso, se me ha ocurrido
la idea
de ir poniendo en este post enlace
a los autores que más me gustan de allí
y así recordarlos.

Empezamos por el de hoy,
pero lo iré actualizando:


Annick Bouvattier
Annick Bouvattier (2)


Estado de terror, alerta e incompetencia.

No es lo mismo
el estado de alerta decretado por el gobierno en la crisis
que
la alerta que nos genera este gobierno a todo un Estado en crisis
¿He dicho alerta? queria decir terror.

¿Por qué siempre que España está en crisis
coincide con cuando estamos gobernados
por los más incompetentes?


martes, 10 de marzo de 2020

El tiempo de Bergson

Fines y principios son arcos imaginarios
en los paisajes sin puertas:
leer por capítulos, pasar páginas
diferenciar dias y noches, jornadas laborales
estaciones y primaveras
que marcan linderos inexistentes
intentos baldíos de acotar tiempos y espacios;
infinitos personales. El tiempo de Bergson,
el camino de Machado.


viernes, 6 de marzo de 2020

Rope a dope.

Hay asaltos de golpear y venirse arriba
otros sin embargo
como este febrero
rope a dope
recibiendo,esperando
a que venga la primavera.

jueves, 5 de marzo de 2020

Sed de mar

Muere este febrero
marcado con hilvanes
ensimismado
y frio.
Muere bisiesto e impar
envuelto en nieblas provisionales
y sediento de mar.

Barro los cascotes
del viejo jarrón de Ming que se rompió
sin vocación alguna de querer recuperarlo
Lo tiro a la basura
y aprovecho para redecorar la casa
abrir persianas
airear la sala;
que como los hospitales viejos
conservaban todavía
alientos agrios, sombras y rencores
sin limpiar.

Queda toda ella diafana, borracha de una luz
olvidada
tan solo definida
por cuatro pilares irrenunciables
que son un reto a la esperanza
de volver a ser.





lunes, 2 de marzo de 2020

Caligramas de viene y va.

Cuando hablas
de la vida y sus etapas
de problemas y contradicciones
cuando hablas con gentes ya vividas,
siempre te remiten a un momento en el que
se dieron cuenta de que la mitad de sus preocupaciones
eran fruslerías, nimiedades, cosas pasajeras
y sin importancia que les robaron la salud
y las ganas y que si ahora fuera,
apenas serían anécdotas
o entretenimientos.
Ojala vea el hoy
de esa forma
que sin más
sea punto
fugaz
que
se
va
.