martes, 28 de junio de 2016

La poesía de Pedro Andreu

El secadero de iguanas
me ha gustado muchísimo
Ya lo ha dicho mi primo en un post
reciente
Laura y el sistema también;
sin embargo, el de la amplitud
de una nevera americana me parece
flojico y desigual.

No pasa nada,
es el riesgo implicito a quien escribe poemas
con más intuición que reposo,
más desde las tripas que desde el cerebro.
Puede ser que sea por eso que Pedro Andreu
me haya enganchado con locura;
porque yo también veo la poesía así.

Me gusta la poesía de repente, 
a borbotones,
intentando rasgar con palabras
esta realidad que nos envuelve 
como una mortaja de telarañas.

A veces sale bien y otras bordea la cutrez insipida
repito: no pasa nada
es un riesgo que seguiré asumiendo
mientras busco como un poseso
(en papel)
su alquiler a las afueras.
Solo para tener entre mis manos poemas como este:


En verano guardabas
las bragas en la nevera.
Decías que era agradable
sentir al acostarte
el frescor helado de la tela.
Eso me gustaba de ti:
tan natural como follar a pelo.
Tan frágil que asustaba
enamorarse. Por si al fin
te rompías.


4 comentarios:

  1. Es cuestión de gustos. A mí ese poema en cuestión no me acaba.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hooooola Celia,
    gracias como siempre por comentar.

    Andreu es un poeta urbano en la linea generacional de Salem, Ojeda o Marwam.
    son gente que han conseguido aunar :
    hablar de amor, un poco de sexo subido de tono, mucho de compromiso social, cosas urbanas y esa tristeza vital de los tiempos actuales. Y todo en verso.

    A mi que alguien que se atreva a publicar un poemario ya me causa admiración.
    Porque en mi opinión un poema tiene vocación de soledad.Y cuando hay muchos ya no muestras un poema sino que muestras tu idioma.
    Entonces al publicar poemarios, es normal el gatillazo o que no todos los lectores coincidan en los mismos poemas.
    Y lo que es peor al final el mismo tono te suena repetido. Eso que te decía del idioma.

    Sin poner mas ejemplo que yo mismo, que me tengo más a mano. hay veces que me leo algun poema de este blog y me gusta, otros los leo y tengo que contenerme para no darle a suprimir... pero muchas veces lo que sucede es que me agota el tono el mismo tono, el mismo ritmo e incluso las mismas palabras.

    Vaya rollete me acabode marcar por todo la "gesicht"

    Abrazuchos.

    ResponderEliminar
  3. Ya no sé ni por dónde escribir con tanto frente abierto...

    Pues mira, Diego Ojeda y Marwan son precisamente otros dos de los cuatro que te comentaba el otro día. Los prefiero a Andreu (demasiado bestia para mí) y Salem también es bien.

    De Ojeda lo que no me convence es escucharlo recitar (ya si eso lo leo yo...), y Maru me tiene completamente enganchada (te lo intenté presentar hace ya años a la guitarra y recuerdo que no te moló) y en sus conciertos es un fenómeno.

    El cuarto en discordia era Carlos Miguel Cortés, por si te interesa.

    ¡Vente a un concierto de Marwan conmigo!

    ResponderEliminar