martes, 8 de junio de 2021

Maneras de ser. El test del conservador

Prefiero saber encajar que saber golpear

prefiero aparcar en la segunda planta

que arriesgarme a dar una vuelta por la primera

                                   para encontrar sitio antes.

En el juego del prisionero

confío en el pacto tácito

para llevarnos medio millón cada uno

desechando delatar para llevarme el millón entero.

En el tripadvisor prefiero

el restaurante con 200 buenos de 250

que el que tiene 8 excelentes de 10

No sé,

son maneras de ser

algunos me llaman conservador.

domingo, 30 de mayo de 2021

jueves, 27 de mayo de 2021

No me ha gustado este mayo

De siempre me ha gustado Mayo
con rosas a borbotones
con brisas de preludio
con viajes a destiempo
que ganan en el recuerdo
aromas de melancolía.
 
Y de repente este año
como si un fango denso
       anegara mis sueños
se ha acomodado un sentimiento
de batalla perdida
que me pega al asfalto
cada mañana 
y no se me despega en todo el día.

sábado, 22 de mayo de 2021

Por fin el mar

Diez meses despues,
como si todo fueran sombras
tras la calima,
intuyo por fin el mar por sus jadeos
a media noche.

La escucho en silencio
satisfacerse
en su cuarto oscuro,
La intuyo 
en su soledad 
y me la imagino ahogado en sus cuevas
como pecio del naufragio
de anteriores guerras.

Me entretengo por sus humedades
y trato de averiguar
que rincones recorren ahora sus dedos.
cuando se busca

Descubro una mar serena, 
cincuentona, semicaída
esperando de mi
aquellas copulas abiertas 
de atardeceres rojos
que tan felices nos hicieron.



jueves, 6 de mayo de 2021

Aliviadero

Muchas veces me pregunto
que sería de mi
con tantos versos contenidos
si no fuera
por este invento de los blogs
que hacen de aliviadero
cuando reboso. 


 

 

 

 

 

--

Comentario en el blog de Laura
un rincón de poesía precoso
que se llama

miércoles, 5 de mayo de 2021

Cómo no me he dado cuenta de que me necesitabas ahora

 Te vi cayendo por el tobogán del miedo
hacia el desconsuelo
y no hice nada,
siempre con tu sonrisa a cuestas,
tu ironía sarcástica
y esa indiferencia crónica e impostada,
amable, sobre todas las cosas.

¿Cómo descubrir que te estabas yendo?
¿quizás por el alcohol un poco en demasía?
¿por las lágrimas a escondidas,
por un interés decaído
cercano a la desesperanza?

Pero eras tú mismo, siempre tu mismo
como serenidad en el trasiego,
como ternura en el silencio
como abrigo en el relente.

Me llamabas y yo al oir tu voz
sonreía tranquila y hacia dentro
y al oir tu voz 
nunca dejé de recordar 
la noche que nos follamos a risas
borrachos en la cama de mi hermana.

No debimos hacerlo te dije
Ya que lo hemos hecho,
intentemos no olvidarlo 
me contestaste.
 
Algunas tardes de domingo
sentada en mi comodidad madura
me acuerdo de aquel orgasmo a carcajadas
y de sentirte tan adentro
que nunca he podido sacarte,
y ahora que me necesitabas 
no me encuentras.
 
¿Cómo pensar que te hacía falta?
Cómo intuir tu tristeza
en aquellos cafes a deshora en nuestra mesa de siempre,
en aquellas llamadas amables
felicitandome por mi cumple
y mis divorcios. Yo que me creía tan sola
que me daba vergüenza recordarte.
 
Y tu mientras cayendo sin decirlo,
dándome ánimos
mientras sangrabas por dentro
en una angustía seca y asfixiante
disimulada tras tus bromas.
Tus guiños complices, nuestros sobreentendidos en público 
de aquel día
que tu y yo sabíamos que no volvería a repetirse. 

¿Cómo no verte caer?
¿Cómo rescatarte ahora?



miércoles, 28 de abril de 2021

Ejercicio de desprecio

Siento un cansancio
que linda con el desasosiego
un desasosiego
rallano con la incertidumbre
una incertuidumbre
lindera con el malestar;
un malestar que incita al odio
y un odio que es amigo del desprecio.

Cuando desprecio, de alguna manera aprecio
y no quiero apreciar
sino sentirme distante
sin nada tangencial con ellos 
que ni siquiera me rocen,
nada tengo que ver
nada quiero tener;
ni siquiera sus sombras 
que me intuyan,
al distanciarme.

Lejos, nada; 
ni relación;
olvidaré sus apellidos,
quiero pasar por sus vidas
sin aparecer en sus sueños
sin que me recuerden,
como una anecdota en su peripecia
como una muesca en su letargo.
 
Mi mayor consuelo es que nazcan y mueran
sin referencia
sin obituario
sin reseña
solo mierda efimera.
 
 

martes, 20 de abril de 2021

Hikikomori

Despues de tantos meses añorando la libertad
ahora me recluyo
atemorizado
en un fanal de tul
en una ansiedad perniciosa
en una virtualidad silente.

miércoles, 7 de abril de 2021

En la planta del medio

En la planta del medio
no se escuchan gritos de aspirantes
pretendiendo la luna
como arriba,
ni se toca la calle en su pobreza
cotidiana.
 
A la planta del medio
se llega en ascensor sin llave
y a penas se oyen los ruidos de fuera
(solo cuando pasa alguna ambulancia con sirena,
pero todos saben que es para otros).
 
Hace una temperatura media
llegan noticias recortadas
llamadas filtradas por centralita
y nadie sale corriendo en los terremotos
porque saben que es una falsa alarma. 

Un día, un niño de visita
encontro bajo una mesa 
una mochila cargada de Titadine
alguien la guardó, todavía está
en un armario junto a las memorias sobrantes
del año 2005.
 
 
 

viernes, 26 de marzo de 2021

Vicente Romero Redondo: mares e infinitos

Vicente Romero Redondo

pinta reflejos y luces

mares e infinitos

tules y desnudos

miradas y sosiegos

mujeres en la profundidad

del pensamiento descolgado de una tarde dormida.

Belleza.

 


Si quereis ver más, os recomiendo el blog por amor al arte que es todo en si una enciclopedia de sueños.