lunes, 19 de septiembre de 2016

46

Tengo 46 años de vida
y una vida que me invento
en este y otros
blogs.

Me dice mi mujer
que ya solo escribo
para que me lean
y que a lo mejor
me vendría bien escribir a lapiz
de nuevo
en el viejo cuaderno azul.

En agosto cumpli 46
y me parecen tantos
que aun me parecen pocos.
Ya no es que me persigan
los demonios de mis hipocondrias
los sueños de grandeza
los insomnios entretenidos
por ramalazos de egocentrismo
y versos de Peter Pan,
lo peor es que
me faltan fuerzas para salir
afuera y gritar.

Lo peor fue cuando Drogo
se dio por vencido
cuando se supo para siempre
en la Fortaleza Bastiani
cuando sus murallas fueron
sus renuncias
asumidas;
cuando los tartaros
se dibujaron como sombras en lontananza.

De un tiempo a esta parte
me bajo las gafas
a la punta de la nariz
para luchar contra la presbicia
y poder leer mejor
porque no me quiero operar.


De un tiempo a esta parte
guardo la carta de renuncia
firmada en el cajón
mientras la vida me atropella cada lunes
con las urgencias
de lo trivial en bucle
hasta el viernes.

Ya borro sin leer los correos
de la universidad a distancia
que me ofrecen matricularme
en periodismo
para el próximo año
y que antes sopesaba cada septiembre.

Todavía no he sucumbido
al beso en la frente
ni al gatillazo en la nuca,
pero si os digo la verdad
no siento ninguna envidia
cuando veo reciclar
a mis amigos divorciados
su nuevo amor de entretiempo
al modo del Tony
el de
Lastima Luis de Aute
que se jugó la vida al volapié.

Recuerdo al padre de ese personaje
de Martinez de Pisón
en El dia de mañana
que le aterraba el telefono
porque se imaginaba una llamada
que le cambiara
su aletargada vida acomodada
que tanto odiaba.

Tengo 46 años de vida
y una vida que me invento
en este y otros
blogs.
Y hoy me invento
un padre sin autoridad
un marido sin amantes
un bloguero sin comentaristas
un curro sin aliciente
un escritor sin libros
un periodista frustrado
un orgasmo de sabado
una exnovia sin facebook
un twitter sin seguidor
un domingo sin resaca
un pijo sin problemas
un votante de centro
en resumen alguien
              que no quiero ser yo.

17 comentarios:

  1. A veces septiembre, los lunes, tú y nosotros somos así. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Admiro a los que han adquirido la virtud de desconectar el finde o el agosto.
      No es tanto bajada de animo como un profundo cansancio.
      Graaacias.

      Eliminar
  2. lo de los comentarios nos pasa a todos ;P y lo de los malos días en los que sólo ves las partes malas... también!! AUPA!!

    ResponderEliminar
  3. Pues a por ese alguien que se quiere ser. Hasta que no estemos muertos existen las posibilidades.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy encantado de conocerme
      otra cosa es que
      hay cosas que ya sabes que se quedan en el cajon
      y seguro aparecen otras claro.
      Habra que hacernos a la idea
      que sube la marea y esto no da mas de sí. que cantaba el maestro humet.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Estoy bajo el shock de
      El desierto de los tartaros
      de Buzzati

      Eliminar
    2. Por cierto Mo,
      no me contestaste.
      Cual primero.
      ¿Canada o El dia de la independencia?

      Eliminar
  5. Muchas gracias amigos
    ha sido una recaida en el cuarentismo
    consecuencia del cansancio
    y las lecturas inadecuadas
    pero que no pasa nada,
    o quizá
    ha sido por eso!!

    ResponderEliminar
  6. 46 son pocos.

    Pero hay que luchar para que el cuarentismo no se deslice al oscuarentismo.

    Ya verás qué risa cuando llegues al sesentocho, tan cerca de los setenta, que deben caer algo así como en losivangelios, cuando dicen lo de setenta veces siete.

    ResponderEliminar
  7. Inventarse algo q no se quiere ser, tiene poco mérito!.
    Estoy segura de que eres lo q no cuentas.
    Estas un poco "lloron" no?.
    Y qué si tienes 46? Y qué si no hay comentarios? Y qué si la ex novia no tiene Facebook? Etc.
    Y bueno pues adiós ayer,
    Y cada uno a lo que hay que hacer.
    Te digo y te leo igual aunque comente poco
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Que vida llevas cocodrila!!!
    Cuentanos algo aunque sea mentira.
    Mas q lloron estoy gruñon, proteston y desasosegao.
    Bss

    ResponderEliminar
  9. ¿46?
    A mí no me engañas. Tú eres un chaval joven sin apego a nada, que escribe desde el móvil mientras le quedan megas de internet.
    16 años máximo.

    ResponderEliminar
  10. Son rachas, ahora toca una de cansancio pero ya llegarán las de subidón y tú harás periodismo y yo fotografía.
    A lo mejor un complejo vitamínico no te vendría mal.

    ResponderEliminar